Sociólogos y sociólogas

 

Biografía académica

Zavaleta Mercado nació en Oruro (Bolivia) en 1937. Estudio derecho en la Universidad Mayor de San Andrés, en la ciudad de La Paz (Bolivia). Los hechos de la Revolución Nacional de 1952 marcaron de manera indeleble su existencia cuando adolescente, lo que le impulsó, apenas luego de graduarse, a incursionar en el periodismo y la política. Antes de haber cumplido los 30 años ya se había desempeñado como diputado por el departamento de Oruro, así como Ministro de Minas y Petróleo en 1964 en el tercer gobierno, muy breve, del líder de la Revolución Nacional de 1952, Víctor Paz Estenssoro, depuesto por un golpe de Estado que le dio el general René Barrientos, su propio vice presidente.

Estas experiencias alimentaron en Zavaleta Mercado una profunda pasión por el conocimiento y la acción política, lo cual en su periodo inicial estuvo marcadamente influido por intelectuales como Augusto Céspedes y Carlos Montenegro, destacados ideólogos del nacionalismo revolucionario. Su producción intelectual se enmarca entonces en esta corriente de pensamiento, tendencia que comparte con otros intelectuales destacados de su generación, como Sergio Almaraz. De ese periodo datan sus primeros textos, entre los que sin duda brillan "La formación de la conciencia nacional" (1967) y el publicado póstumamente, "La caída del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) y la conjuración de noviembre" (1964). En ellos, textos tempranos, escritos con una notable elocuencia y elegancia que caracterizaron su producción intelectual, ya están presentes algunas de las preocupaciones que lo acompañarán a lo largo de su vida, como la formación de la nación y el lugar que ocupan en ese proceso distintos actores, como la clase obrera, los intelectuales y los militares.

En un segundo periodo, Zavaleta Mercado iniciará un largo periplo existencial e intelectual que lo llevaría a visitar y a habitar varios países, tanto de América Latina como de regiones más distantes. En lo académico comprende su formación como sociólogo en la Universidad de Oxford (Inglaterra), así como su labor como docente e investigador en México, donde se desempeñó como profesor en distintas instituciones, como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). En lo político, este periodo está marcado por su alejamiento del nacionalismo revolucionario y su afiliación al Partido Comunista de Bolivia. Su producción intelectual será fuertemente influida por el marxismo ortodoxo, produciéndose una ampliación de sus intereses intelectuales hacia los procesos políticos de distintos países de América Latina. Algunos textos fundamentales de esta época son su libro El poder dual en América Latina (1974), en el que analiza los casos de Bolivia y Chile, así como una serie de artículos entre los que destacan sus reflexiones sobre "Las formas aparentes en Marx" o "El Estado en América Latina", en los cuales establece un fructífero diálogo con otros intelectuales latinoamericanos alrededor del marxismo y la teoría de la dependencia.

Un tercer periodo se inicia con un nuevo giro en su producción intelectual, la cual tomará distancia del marxismo más ortodoxo para adentrarse en las discusiones generadas en torno, principalmente, de la obra de Gramsci. El diálogo con otros intelectuales latinoamericanos tendrá entonces como escenario principal la Sede de México de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), institución que, junto con el Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fueron algunos de los principales espacios de recepción de la diáspora intelectual que se originó en América del Sur debido a la secuela de golpes de Estado en la región a partir de 1964 (Brasil, Bolivia, Chile, Uruguay, Argentina).

Zavaleta Mercado -quien fue el primer director de FLACSO-México (1976-1984)- encontrará una gran afinidad con el pensamiento gramsciano, con el cual comparte una profunda preocupación por la formación de la nación, el lugar de la cultura y el papel de la clase obrera y de los intelectuales. Sus reflexiones, que también están marcadas por el "descubrimiento" de los actores étnicos, están plasmadas en algunos ensayos fundamentales como "Las masas en noviembre" (incluido en la compilación dentro de la serie de Siglo XXI editores sobre diferentes países, compilación a su cargo en el caso de su país, titulada Bolivia, hoy, de 1983) y, de manera destacada, en su libro inconcluso Lo nacional-popular en Bolivia (1986). En este periodo Zavaleta también reflexionará, como muchos de sus contemporáneos, sobre las posibilidades de la democracia en América Latina, aportando algunos trabajos notables, como por ejemplo "Cuatro conceptos de democracia", presentado como ponencia en un célebre seminario latinoamericano realizado en 1984 en la ciudad mexicana de Oaxaca, incorporado luego al libro coordinado por Julio Labastida de nombre Los nuevos procesos sociales y la teoría política contemporánea (1986).

René Zavaleta Mercado falleció en la ciudad de México en 1984, a los 47 años de edad, en plena madurez. Su muerte truncó tempranamente una prolífica producción intelectual, la cual sin embargo ha tenido una enorme influencia sobre el desarrollo de las ciencias sociales en Bolivia y América Latina. Su legado intelectual constituye tanto una sobresaliente contribución al conocimiento de la historia social y política de Bolivia y otros países de la región, como un aporte destacado a la reflexión epistemológica y a la elaboración teórica desde la cual enfrentar el desafío de conocer América Latina. Testimonio de ello son sus elaboraciones sobre la crisis como método de conocimiento, al igual que nociones como momento constitutivo, sociedad abigarrada, forma clase y forma multitud, entre otras. Sin duda alguna, debe también incluirse en su herencia intelectual su invaluable aporte al desarrollo del ensayo académico y político, cultivando una escritura prolija y enérgica que ha cosechado entusiastas seguidores.

Para terminar esta presentación de Zavaleta Mercado vamos a recordar, con sus palabras en su texto "Movimiento obrero", un motivo fundamental de su abordaje: "Se hace sociología desde una clase, desde un país, desde una situación concreta. Es evidente que eso mismo debe ser representado y que un concretum tiene que hacerse concretum categórico, de pensamiento, para ser conocido y que nada puede explicarse en último término fuera de su universalidad."

Boletín




Untitled-1

Síganos en:

Facebook  Linked In  RSS  YouTube